subscribe: Posts | Comments

Los Ricos en China quieren Emigrar

Comentarios desactivados en Los Ricos en China quieren Emigrar

¿Por qué los Ricos en China quieren Emigrar?

En función de las fuentes, del 25 al 50% quieren salir del país, principalmente a Estados Unidos y Canadá

Esto es lo que se preguntan, y contestan, en es-kanzhongguo.com/finanzas/%C2%BFpor-que-los-chinos-ricos-quieren-emigrar/

En el mes de Abril del 2011, de acuerdo con el banco Chinese Merchants Bank (CMBC) y la empresa Bain Advisory Company, más de 20,000 chinos tienen activos valorados en 0.1 mil millones de renminbi (15.65 millones dólares americanos), el 27% de los cuales ya ha emigrado de China y el otro 47% esperando seguir su ejemplo. Una encuesta reciente muestra que estas familias adineradas emigraron porque querían proteger sus propios bienes, ampliar su mercado hacia el extranjero, o simplemente retirarse en paz. Un erudito chino llamado Jing Chu sugiere que hay tres razones que marcan la actual tendencia de la emigración. En primer lugar, los privilegios que tiene la burocracia en China la cual siempre protege los intereses de los funcionarios de gobierno. En segundo lugar, la cada vez mayor brecha que existe entre ricos y pobres lo cual intensifica los problemas sociales de la sociedad china. En tercer lugar, la existencia de una amplia malversación y corrupción en China debido a los privilegios especiales que gozan los funcionarios. Jing Chu dijo: “La gente quiere una vida más segura y saludable y si se van no es porque otros países estén mucho mejor, sino porque aquí, en China el sistema político es tan malo, corrupto y sin esperanza que en efecto, resulta razonable para las personas emigrar hacia otros países para buscar una vida mejor para sí mismos y sus familias, después de que han ganado suficiente dinero”. Sun Wenguang, un profesor jubilado declaró: “El PCCh, que gobierna a China carece de democracia y está colmado de totalitarismo y dictadura. Las personas tienen que preocuparse por su propia libertad individual ya que no están protegidas por el PCCh. Por lo tanto, viven con una sensación de inseguridad. Los bancos en China están monopolizados por el Estado y la mayoría de estos ofrecen préstamos a las empresas estatales en lugar de las empresas privadas. Esto ha provocado que muchas empresas se sientan inseguras respecto a sus negocios, lo que hace que ellos quieran emigrar para poder desarrollarlos.

 

 

 

La BBC informó que un número cada vez mayor de emigrantes ya generó un gran éxodo de los fondos privados en China, los cuales suman aproximadamente 3.6 billones de remimbi (563.58 mil millones de dólares americanos). El fundador de la lista de los ricos de China, dijo a la BBC; “Una visa es un seguro para los chinos ricos. Cada vez que una turbulencia social o una reforma política se lleva a cabo, la gente rica pide asilo con su visa en mano”.

En un artículo muy interesante sobre el mismo tema en La Vanguardia de ayer, se puede leer:

Dato inquietante para las autoridades de China. Más de la mitad de los millonarios del gigante asiático piensan emigrar o ya han empezado los trámites para hacerlo. Les preocupa, sobre todo, el futuro de sus hijos. Esta tendencia provoca el rechazo en las redes sociales, que piden al Gobierno que les exija responsabilidades y que inviertan en beneficio de la sociedad.

Las condiciones que rodean la evolución socioeconómica de China no convence a su clase más adinerada. Un 60% de chinos con una fortuna superior a los 10 millones de yuanes (1,2 millones de euros) quiere irse del país o han empezado el papeleo para hacerlo, según un estudio realizado conjuntamente por el Bank of China y la revista Hurun, que también publica la lista anual de las personas más ricas del gigante asiático.

Esta conclusión forma parte de la encuesta personal realizada entre mayo y septiembre a casi mil multimillonarios de 18 ciudades del país asiático. Las entrevistas han revelado que el acaudalado chino es varón, tiene una media de edad de 42 años y unos activos personales valorados en 60 millones de yuanes, unos siete millones de euros.

Las razones que esgrimen para irse del país son varias, pero pesan especialmente las de índole social. El argumento más mencionado es la educación de sus hijos, seguido de la búsqueda de mejores cuidados médicos y el temor a la fuerte contaminación existente en China, así como el problema de la seguridad alimentaria.

Otras preocupaciones que afectan a este colectivo, el que más se ha beneficiado del fuerte crecimiento económico del país, son las tensiones económicas y un sistema legal débil. Inquieta especialmente el persistente aumento del coste de la vida, así como las burbujas de inversión especulativa e inmobiliaria y la persistente caída de la demanda externa. Una situación que alimenta el malestar y las protestas de los más desfavorecidos, lo que inquieta a las grandes fortunas del país.

No está claro, sin embargo, que la voluntad de marcharse de China suponga una evasión de capitales. Según Rupert Hoogewerf, director del estudio, muchos de los entrevistados habían señalado que mantendrían gran parte de su fortuna en China, según Reuters. Una afirmación inducida por el hecho de que las autoridades de Pekín tiene bajo control los movimiento de capitales, lo que dificulta las salidas de grandes sumas de dinero del país. Situación que no se puede evitar totalmente debido a la existencia de lagunas en el sistema, según fuentes económicas.

No obstante, una cuarta parte de las personas encuestadas señaló su voluntad de emigrar para invertir parte de su dinero en el extranjero y diversificar así negocios y riesgos.

En cuanto al destino preferido por esta inmigración de lujo, la mayoría de las respuestas señalan los países más desarrollados. Aquellos que pueden satisfacer todas sus inquietudes. Así, cuatro de cada diez chinos ricos apuesta por EE.UU., el 37% por Canadá y el 14% Singapur. Sólo uno de cada diez quiere ir a Europa.

A todo ello se suman las incertidumbres que abre el cambio generacional que tendrá lugar en otoño del 2012. El presidente Hu Jintao cederá el liderazgo del Partido Comunista a Xi Xinping, que en marzo del 2013 se erigirá en el nuevo líder del país. Con él, una nueva hornada de políticos asumirá la dirección de China. Un relevo lleno de incógnitas.

Por otra parte, la difusión de las intenciones de irse del país por parte de los chinos más ricos ha provocado una cascada de críticas en internet. El 80% de los 11.000 participantes en una encuesta anónima realizada por el Global Times expresaron su disconformidad y han exigido al Gobierno que impulse medidas para obligarles a invertir en el país, en beneficio de la sociedad.

“Estos ricos que han ganado beneficios mediante monopolios y especulaciones de los recursos estatales, en vez de emigrar tienen que hacer más inversiones (en China) para beneficiar a la población”, dice un internauta.

Otro opina que “no importa si algunos se llevan su dinero fuera, pero cuando se convierte en una acción colectiva hay que limitarla. Los ricos sólo han disfrutado las ventajas de la política de reforma y apertura pero no han asumido las responsabilidades”.

También hay quienes creen que el Gobierno, con sus políticas, ha ensanchado en los últimos años la brecha social. “Limitar no resolverá el problema, hay que pensar unos métodos prácticos para acabar con la polarización entre pobres y ricos. Su emigración es una consecuencia inevitable de esta polarización”.

Por otro lado, en lagranepoca.com, bajo el título “la-mitad-de-los-chinos-ricos-quieren-emigrar”, se señala:

 

El “Libro Blanco de la Banca Privada  2011,” publicado el 29 de octubre como un esfuerzo conjunto de varias instituciones bancarias y financieras, dijo que el 14% de los ricos ya han emigrado o están aplicando para ello, mientras que el otro 50% lo consideran favorablemente.

Un tercio de los chinos que son considerados tener un alto valor neto (más 10 millones de yuanes en activos, equivalentes a US$1,57 millones) ya poseen bienes raíces en el extranjero, que constituyen el 19% del total de su inversiones.

El libro blanco también declaró que entre los que todavía no poseen activos en el extranjero, casi el 30% invertirá en el extranjero dentro de los próximos tres años.

El fundador de la “Hurun Rich List,” Rupert Hoogewerf, afirma que los  chinos ricos consideran  la posesión de un pasaporte extranjero como seguro. Después de todo, las cosas pueden salir mal en un país grande como China; si se da un desorden político o una reforma, los ricos pueden fácilmente refugiarse en el extranjero con sus pasaportes extranjeros, una garantía de su seguridad.

El jefe de redacción de la  revista “Tendencia” de Hong Kong, Zhang Weiguo, dice que de acuerdo con datos disponibles al público, más del 90% de gobernadores y ministros del régimen han preparado la emigración de sus familias e hijos, y esto no incluye los funcionarios corruptos que han sido despedidos de sus puestos de trabajo y han hecho lo mismo.

El “Estudio del patrimonio  privado de China 2011,” realizado por  el Banco de Comerciantes de China y Bain & Company  y publicado en abril de este año, indica que casi el  60% de las personas con alto patrimonio neto, ya han completado sus objetivos de inversión en el extranjero o planean hacerlo.

Las tres principales razones para el incremento de la corriente de emigración son: la educación de los niños (suma un 58%), protección de la riqueza (un 43%), y la preparación para la jubilación (un 32%).

Otras razones podrían ser: la expansión y desarrollo de los negocios, bajos impuestos y la oportunidad de tener más hijos (negado por la política de un solo niño del régimen comunista)

Post to LinkedIn

Share

Comments are closed.