subscribe: Posts | Comments

Autopublicacion

Comentarios desactivados en Autopublicacion

Autopublicacion, auto-publicación

 

La autopublicación venía a significar que los escritores “rechazados” conseguían alcanzar su sueño de ver publicado su libro mediante editores poco éticos que parecían aprovecharse del estimado poco éxito del escritor para cobrarle la producción del libro a él. Pero con los libros electronicos esto no parece que vaya a ser así en el futuro. Ya hay grandes figuras de la literatura publicando directamente para Kindle, sin editorial que intermedie. El caso de Amanda Hocking es una nueva pista de lo que está ya sucediendo en Estados Unidos: escritores que prefieren publicar directamente a precios muy bajos y aprovechar que no tienen que pasar por el filtro de una editorial, además de llevarse un mayor porcentaje del precio final que publicando a través de una. Hocking vende más de 100.000 libros al mes a través de Kindle, el  libro electrónico en Amazon, que ya ha superado en ventas al formato libro de bolsillo, apenas unos días después de haber sobrepasado al libro de papel en tapa dura. No se han tenido en cuenta, en estos cálculos, las obras de dominio público que se encuentran en descarga gratuita para Kindle. ¿Para que entonces las editoriales?.

Pues en una excelente entrevista de El Pais al que fuera durante muchos años el presidente de Pinguin, Peter Mayer, se da una visión destemplada de lo que está pasando. Es interesante algunas afirmaciones que hace:

  • Lo que ha ocurrido es que el mundo está conectado de una manera que jamás hubiéramos intuido -para lo bueno y para lo malo-, y que el éxito ya no está tan ligado al mundo imaginativo, sino que está ligado a la información. La información es ahora más importante que la imaginación. Y esto me produce tristeza. Estamos ante una gran sopa de información, pero estamos mucho menos concentrados.
  • Lo que hacemos (los editores) es seleccionar. Antes el público confiaba en el valor de nuestra marca, de nuestro nombre y de nuestra experiencia y educación. Ahora, aunque siga necesitando esos filtros, el público le presta menos atención. Porque todo el mundo ahora tiene el poder. Todos pueden hablar con cualquiera en el mundo, sin filtros; es una idea democrática que elimina nuestra intermediación…
  • Hay muchos libros que ya no puedo publicar porque la tecnología va a una velocidad vertiginosa; es imposible seguir el ritmo. Me lleva entre seis meses y un año publicar un libro, pero la información que contiene ese libro puede quedar obsoleta antes de que salga. Los jóvenes de hoy han aprendido que si quieren saber qué ha pasado en Egipto no deben buscarlo en los periódicos. Yo mismo lo sé por Internet. Mi función como editor probablemente sea publicar menos información que antes. Y por información no entiendo sólo la política, sino todo lo referido a la vida cotidiana, los viajes, la limpieza, la salud, etcétera… Toda esta información la tienes en Internet. Ya no hacen faltan libros para eso… Si quiero cocinar un pollo Kiev no necesato un recetario de cocina rusa; puedo encontrar las recetas en Internet, y son gratis. ¿Qué tipo de contenido queremos? Esa es la pregunta que hay que hacerse en el mundo editorial. Y lo mismo sirve para los periódicos y para las revistas.
  • La ficción no parece estar tan afectada por estos cambios tecnológicos- Guerra y paz tiene la misma relevancia hoy que hace un siglo.
  • Habrá menos librerías, no más. Y la disminución de librerías afectará a los centros de cultura en nuestras ciudades. Ahora los centros culturales están en nuestras casas. Esto por supuesto afecta a la vida cívica. Las pocas librerías que quedan son grandes empresas, como Barnes & Noble, y lo que más venden ahora son máquinas para leer libros electrónicos.
  • Si publicamos menos, los costes de impresión y publicación aumentarán y el precio tendrá que subir. Entonces, los libros serán más caros y eso llevará a la gente a leer a través de los e-books. Confieso que los e-books con muy convenientes. Así que si ahora usted me recomienda un libro, al final de esta entrevista sacaré mi maquinita, lo compraré en ese mismo momento y a la media hora lo estaré leyendo. ¡No es fantástico!
  • Los autores menos conocidos, o desconocidos, quizá no puedan publicar libros de manera tradicional. Quizá los publique solo como e-book, o quizá se los publico él mismo… Eso suena genial, ¿verdad? Pero no habrá certificación alguna, en en el libro ya no dirá que lo avalan Gallimard o Faber o Hanser…
  • Nosotros necesitamos reseñas para que se divulguen nuestros libros, pero si cada vez se leen menos periódicos o revistas, menos gente leerá libros. Si a la gente le dan igual los filtros y las certificaciones, tendremos una cultura de libros distinta. Siempre habrá quien busque la excelencia, ¿pero cómo identificas dónde está?
  • No creo que los blogs tengan mucha credibilidad, pero sí creo en el boca a boca, y esto cada vez adquirirá más importancia. Las redes sociales se multiplicarán y este es el tipo de marketing que se hará. De abajo a arriba y no al revés. Nuestro esfuerzo publicitario está centrado ahora en despertar interés en ciertos blogs. Porque algunos sí tienen credibilidad. Así como hay gente que sabe diferenciar entre los blogs, los editores tendremos que aprender a diferenciarlos. Los escritores, si son elocuentes e interesantes, pueden ser ellos mismos herramientas de marketing.
  • La mayoría de los escritores, sobre todo los literarios, seguirán escribiendo le pase lo que le pase a la industria. Porque ellos son escritores. Necesitan escribir. Quizá les resulte más difícil vivir de ello pero lo seguirán haciendo. Herman Meville siguió escribiendo a pesar de que sus libros no se vendían. Y escribió Moby Dick y Billy Budd porque tenía que escribir. Desde el punto de vista de un escritor serio, la literatura seguirá estando ahí. Y si le va bien, quizás incluso gane más dinero que trabajando con una editorial, como ahora. Todo el dinero que genere será suyo; pero si el libro no va bien no tendrá nada. Actualmente el editor corre un riesgo, y apoya y protege al escritor…
  • Creo, además, que el valor del libro aumentará de una manera extraña. Puede que se descubra que el libro, en su formato original y bien cuidado, vuelva a suscitar interés. La gente volverá a comprar libros por la idea de poseerlos. Creo que los libros se harán mejor, estarán más cuidados, mejor producidos. Porque si están hechos una birria [lo dice en español] nadie los comprará.
  • En el caso de los e-books de Penguin o Gallimard un libro nuevo publicado por ellos quizá no tenga las mismas ventajas en el futuro como hoy. Creo que las marcas serán menos importantes en el futuro. El mismo autor se convertirá en la marca…
  • El pirateo en el libro no es tan preocupante como el del cine. En algunos países ocurre más que en otros porque creo que no están acostumbrados a pagar. El pirateo es como robar, pero no creo que vaya a afectar a esta industria. Lo que tendremos que hacer es seguir identificando contenido de valor, editarlo de manera digna, publicarlo en cualquier formato… Esto no cambiará. A la gente le gustan los libros, les gusta comprarlos. Eso que inventó Gutenberg hace quinientos años (el negro sobre blanco) es la mejor manera de leer. Será diferente cuando crezcan los niños que tienen ahora seis o siete años. He visto ya libros digitales para niños cuyos dibujos se mueven.
  • Existe un elemento de suerte pero es mejor tener suerte cuando se es joven. ¿Por qué? Porque si tienes suerte cuando eres mayor te queda menos tiempo para disfrutarlo… Lo que hay que tener es instinto no sólo con miras a vender sino por aquello que en el futuro siga teniendo valor.
  • Gallimard decía que en el éxito en la selección de libros es atreverse a escoger y saber esperar. Sin embargo, si una editorial peternece a un grupo grande, ellos no pueden esperar. No se pueden dar ese lujo. Alguien me preguntó una vez por qué seguía siendo editor a mi edad, qué derecho tenía. Y le respondí: lo que me da derecho es precisamente el ser mayor. He leído una gran cantidad de libros y los recuerdo.

Más sobre autopublicación:

 

Talleres Literarios Virtuales
http://portallibro.com/

AvióndePapel.com. http://www.aviondepapel.com. Además de un taller gratuito, este sitio ofrece una colección de reflexiones de autores consagrados sobre el oficio literario. Tiene también un sistema de autopublicación y un nutrido foro.

 

equinoXio » Serpiente y equinoccio: movimiento perpetuo
http://www.equinoxio.org/

Esta revista online, equinoXio, quiere celebrar el paradigma de simetría que las nuevas formas de auto-publicación nos brindan a quienes, de una manera espontánea y apasionada, hemos decidido compartir, crear y distribuir otras opciones

 

La Conquista de un ISBN 2 « Yeah, right!
http://brianmurdock.net/

Más allá de esa información, ni vi nada, así que volví a las páginas de auto-publicación. Numerosas páginas de POD (publish on demand) se ofrecen a hacer el trabajo sucio por ti, por un precio por supuesto, pero normalmente menor.

 

Amazon sigue con su misión de desintermediar editores – Actualidad
http://anahuacnl.net23.net/wordpress/

Otros auto-editores, como Konrath han seguido promoviendo los beneficios de la auto-publicación (mi colega Cyndy Aleo ha una serie de mensajes basado en entrevistas con los autores jóvenes adultos acerca de la auto-publicación).

 

Arte digital. – Amanda Hocking y el futuro de la Industria Editorial …
http://felixmaocho.wordpress.com/

Amanda recurrió a la auto edición y la venta por ebook desde la Librería de Amazon Un suceso nunca antes visto en la industria de la auto-publicación. Este hecho ha removido los cimientos de la industria editorial y como consecuencia de

 

Post to LinkedIn

Share

Trackbacks/Pingbacks

  1. Existen 129 mill de libros | Salvador Trinxet Llorca - [...] Autopublicacion [...]